CADA VEZ MÁS DOCENTES INCLUYEN LA EDUCACIÓN VIAL EN SUS PROYECTOS CURRICULARES


Estamos insertos en una sociedad que permanentemente transita las calles que la componen, mientras antes comencemos a pensar en la prevención, más preparados estaremos para realizar el cambio cultural que necesitamos. En todas las etapas de la vida es posible la educación vial, y si se empieza desde el jardín de infantes, mucho mejor.

 

La implementación obligatoria de contenidos relacionados con la seguridad vial en los proyectos áulicos, es una deuda pendiente de nuestra sociedad. Siempre que ocurre una tragedia en la ruta, se abre el debate mediático que luego queda en la nada. Por eso el compromiso de los educadores resulta fundamental, para que desde la escuela se pueda pensar en espacios más amigables y seguros.

Según la Organización Mundial de la Salud, los siniestros de tránsito son la principal causa de defunción en los niños y jóvenes de 5 a 29 años. Si bien las políticas en seguridad vial son importantes para bajar la tasa de mortalidad, desde la educación se puede reforzar la concientización. “Alrededor de los 15 años, cuando los menores comienzan a ganar autonomía, se mueven solos en la calle, realizan viajes en medios de transporte público, se suben al auto de algún amigo y al poco tiempo conducen moto o auto, es también cuando comienzan a consumir alcohol; por eso, debemos acercarnos y hablarles sin merodeos: drogas, alcohol, excesos, velocidad, existen”, explica Axel Dell`olio, socio Gerente de Safety Group.

“Salir a la calle requiere un compromiso, todos tenemos una responsabilidad, conocer y cumplir las normas de tránsitos no solo implica cumplir la ley, sino cuidarnos y respetar al otro”, agrega Fernando Capponi, experto en seguridad vial de Safety Group.

Piloto X, el súper heroe de la seguridad vial en jornada sobre seguridad vialPiloto X, el súper heroe de la seguridad vial en jornada en primaria

 

A partir del programa "La educación vial va a la escuela", en lo que va del año Safety Group realizó 236 jornadas que alcanzaron a 28.257 alumnos de nivel inicial, primario y secundaria en 9 provincias de la Argentina. La capacitación se ofreció en 51 ciudades, entre ellas, Villa María, Reconquista, Resistencia, La Cruz, Itati, Las Heras, Tunuyán, Añelo, Dina Huapi, San Nicolás, Tandil, Prinlges, La Madrid, Lanús,  Ciudad de Buenos Aires, San Cayetano, Puerto Iguazú, Uspallata, Esquina , Colonia Victoria y Baradero.

El temario que puede implementarse en las aulas es de lo más variado, ya que depende de la franja etaria a la que se direccionan los conocimientos. Por ejemplo, los adolescentes, más cercanos a obtener su primera licencia de conducir, necesitarán revisar las conductas sociales relacionadas con el alcohol al volante o la velocidad, mientras que los más pequeños abarcarán temas como el semáforo, la senda peatonal o el uso responsable de la bicicleta.

Fernando Capponi, del equipo de Safety Group junto a alumnos de secundario

 

Debido a que la educación vial no es obligatoria, no todas las escuelas la ofrecen. A continuación, se brinda una lista de temas para concientizar a los chicos desde casa. Si bien muchos de ellos resultan una obviedad para cualquier adulto, la naturalización de su existencia es la que aleja a los más jóvenes de su cumplimiento. Al respecto, Capponi describe que “la educación vial consiste en capacitar e informar a la sociedad en la prevención de la siniestralidad en el tránsito o la minimización de sus efectos, especialmente para la vida y salud de las personas”.

Peatones seguros

-          Cruzar por la senda peatonal o por las esquinas.

-          Respetar los semáforos.

-          Evitar el uso del celular y de los auriculares para prestar atención al entorno.

-          Circular con precaución

-          Prestar atención especial cuando se cruza un paso a nivel o calles de mucho flujo de autos.

Ciclistas atentos

-          Usar elementos de seguridad como el casco, el chaleco refractario, luces, espejo retrovisor y bocina.

-          Circular por las áreas permitidas.

-          Conocer las normas básicas de circulación.

Alcohol y conducción

-          Conocer los límites máximos permitidos en un control de alcoholemia.

-          Interiorizarse sobre lo que dice la ley con respecto al alcohol al volante.

-          Fomentar el conductor designado como alternativa viable.

-          Reflexionar sobre la nocturnidad en los jóvenes y su consecuencia en la vía pública.

-          Hablar de morbilidad y mortalidad por culpa del alcohol y la conducción.

Motociclistas con casco

-          El uso del casco para protección y no solamente para los controles.

-          Las medidas del casco.

-          Los tipos de cascos.

-          El buen uso del casco.

-          Análisis de estadísticas sobre el uso del casco.

Bajemos la velocidad

-          La incidencia de la velocidad en la siniestralidad.

-          La velocidad permitida y la velocidad adecuada al contexto.

-          Las consecuencias de la alta velocidad.

-          Cuando un peatón es embestido por un vehículo.

Celular peligroso

-          Las distracciones al volante.

-          La pérdida de dominio del vehículo por culpa del celular.