9 CONSEJOS PARA CONTROLAR LAS ALERGIAS AL VOLANTE



Son muchas las personas que tienen que lidiar con los síntomas típicos de las alergias estacionales. El estado alérgico es sumamente molesto y también un peligro al volante, ya que las habilidades de conducción están sujetas al estado general de la persona. Y, más allá de la incomodidad que pueda sentir quien conduce, es importante actuar con responsabilidad y tomar conciencia sobre estos aspectos, que hacen a la convivencia vial.

Por eso, para contribuir en la construcción de un entorno vial seguro, los especialistas de Safety Group elaboraron una serie de consejos para saber cómo atenuar los efectos que produce la alergia en la conducción.

 


Consejo 1: NO TE AUTOMEDIQUES

Las molestias causadas por los estornudos reiterados, el lagrimeo constante o la rinitis imparable, entre otras sintomatologías, suelen combatirse con la automedicación, un error muy frecuente. Con la automedicación, la mayoría de las veces se pasan por alto los efectos secundarios de lo ingerido, o, lo que es peor, se puede llegar a una sobredosificación por desconocimiento. Tomar una dosis superior a la adecuada, implica el riesgo de alterar la percepción, algo peligroso a la hora de manejar. Si vas a conducir luego de haber ingerido algún antialérgico, es muy importante que prestes atención a las contraindicaciones de los prospectos, ya que muchos medicamentos tienen un efecto sedante.

Consejo 2: INFORMÁ A TU MÉDICO

Siempre que se habla de los peligros del consumo al volante, se relaciona inmediatamente con el alcohol o con las drogas ilegales. Hay que tener en cuenta que también los medicamentos pueden influenciar negativamente en las habilidades de manejo. Por ejemplo, algunos antihistamínicos usados para combatir alergias pueden producir somnolencia o visión borrosa; ambos riesgosos para la conducción.

Una consulta con un médico especialista es fundamental, para un uso racional de los medicamentos. El profesional, además, evaluará tus necesidades y encontrará alternativas para el tratamiento. Un conductor frecuente puede organizar con su médico la toma de los antialérgicos lejos del horario en que va a transitar con su vehículo.

Consejo 3: NO TOMES ALCOHOL

El alcohol es un depresor del sistema nervioso central, una de las razones por las que hay que alejarlo de la conducción, y su consumo por fuera de los límites permitidos está prohibido por ley. Más allá de eso, si se combina con algunos fármacos, se convierte en un potenciador del efecto sedante de éstos. Es decir que, aun habiendo consumido alcohol con moderación, su combinación con ciertos medicamentos, puede provocar alternaciones en el organismo que afectan las habilidades de la persona.

Consejo 4: EVITÁ LOS PELOS DE LAS MASCOTAS EN TU AUTO

Cuando el sistema inmunológico está alterado, cualquier elemento volátil se convierte en una amenaza. Las mascotas que viajan en el auto dejan sus pelos en los asientos. Algunas personas son sensibles a estos estímulos. Por ejemplo, los estornudos reiterados son un reflejo involuntario, y mientras suceden, una persona puede recorrer unos cuantos metros sin prestar atención a la ruta. Aspirar y limpiar en profundidad el vehículo después de transportar a tu mascota, es una excelente decisión.

Consejo 5: VIAJÁ CON LAS VENTANILLAS CERRADAS

Si la humedad ambiental es baja, mayor es la cantidad de partículas etéreas en el ambiente, por eso es mejor mantener las ventanillas del auto cerradas. De esta manera se evita el contacto directo con el aire. Algunas personas también son sensibles al aire acondicionado, si el calor es intenso, un pañuelo o un barbijo que proteja las vías respiratorias, es una solución momentánea. Durante los días en que dura el estado alérgico, es recomendable evitar la moto y la bicicleta como medios de transporte.

Consejo 6: CAMBIÁ LOS FILTROS DE POLEN

La mayoría de los autos contiene un filtro de polen. Cumple la función de mantener al interior del vehículo libre de las impurezas que ocasionan alergias o asma. Suele estar ubicado en el sistema de climatización, para filtrar el aire que ingresa. Es recomendable cambiarlo después del verano, ya que es cuando se usa el aire acondicionado, y durante este periodo acumula más impurezas. Si está sucio no afecta al motor del auto, por eso no muchas personas lo cambian, debe hacerse por cuestiones de salud.

Consejo 7: EVITÁ LAS HORAS DE MAYOR CONCENTRACIÓN DE PÓLEN

En primavera hay mayor emisión de polen durante el amanecer y el atardecer, esto hace que haya mayor concentración de polen en el ambiente. Es recomendable que los alérgicos eviten manejar a estas horas. Si llueve, estos índices disminuyen considerablemente, y se incrementan si hay viento.

Consejo 8: USÁ ANTEOJOS DE SOL

La alergia ocular afecta los ojos y los párpados, produciendo irritación, hinchazón o picazón. Se produce porque el ojo reacciona a un alérgeno. Por lo cual, el uso de anteojos al volante, o antiparras en el caso de los motociclistas, es una opción saludable para evitar que pequeñas partículas afecten la vista.

Consejo 9: EVITÁ EL CIGARRILLO

Es sabido que el cigarrillo goza de pésima fama. Entonces, no es novedad que debe evitarse en un estado alérgico, para que su efecto nocivo no afecte aún más las vías respiratorias. Un ataque de tos mientras se maneja, es tan peligroso como un conductor alcoholizado.